Million-Dollar-Baby-Movieclips

24 May El fomento de la cultura de la innovación depende de un buen líder. 7 maneras para que un líder cambie su comportamiento positivamente para enfrentarse a un nuevo entorno.

 

Las empresas pueden externalizar la innovación de una manera relativamente sencilla, bien sea invirtiendo en nuevas empresas con el fin de convertirse en su dueño en el futuro o formando asociaciones comerciales en las que combinan sus productos con unos más nuevos. Sin embargo cuando se trata de innovar desde dentro, es mucho más difícil para la mayoría de las empresas.

 

Cuando intentan hacerlo lo típico es poner en marcha una campaña de innovación o contratar consultores para modernizar un producto o construir una aplicación móvil. Aunque estas soluciones pueden ayudar a corto plazo, a largo plazo no cambian las prioridades de los empleados, ni su manera de pensar frente a la innovación, por lo que estas soluciones son superficiales. La verdadera forma de innovar desde adentro es a través de la cultura de la empresa, teniendo y comunicando una clara y estructurada propuesta de valor.

 

Cultura es una palabra compleja y muchas veces se define de manera errónea, pero cultura en definitiva es la manera de hacer las cosas, es la forma en que se toman las decisiones, la manera como se priorizan las cosas, como se corrigen o se premian acciones, es todo lo que no esta en el manual de conducta de recursos humanos pero que se institucionaliza de manera continua.

 

Estamos en un mundo cambiante y competitivo, y las empresas grandes que están prosperando son las que son capaces de construir un entorno y una cultura que valora las nuevas ideas, da la bienvenida a la curiosidad, se adapta a las nuevas realidades y premia este tipo de comportamientos monetariamente y dándoles visibilidad.

 

Si bien algunas de estas cosas pueden parecer simples, la siguiente lista ofrece siete maneras para que un líder cambie su comportamiento positivamente para enfrentarse a un nuevo entorno:

 

 

  1. Ten en cuenta la velocidad de la demanda. Una rápida toma de decisiones en última instancia da lugar a que el tiempo se aproveche en las cosas que realmente lo requieran y den valor, en lugar de gastarlo dando vueltas sobre los mismos puntos.

 

  1. Ve afuera. Los líderes que pasan más tiempo con los competidores, clientes, analistas de mercado, nuevos proveedores y otros líderes son propensos a tener las ideas más actuales y frescas de lo que podría ser el nuevo producto o servicio. Es importante llevar a personas del equipo a reuniones externas para que ellos también pueden aprender.

 

  1. Fíjate en las los detalles pero no en las minucias. El perfeccionamiento de un documento de planificación, una presentación o un discurso, sobre todo para el público interno añade muy poco valor y roba el tiempo de las iniciativas de cara al cliente. Es importante hacer un buen trabajo teniendo en cuenta los detalles, pero después de eso, se deben centrar los esfuerzos y el tiempo en la ejecución real del trabajo y no en la edición.

 

  1. Señalar el problema. Cuando los líderes señalan el problema y piden ayuda para resolverlo como un equipo, demuestran humildad y credibilidad. Pedir ayuda es un acto humano que motiva a todos a ser parte de la solución.

 

  1. Ser accesible. Los líderes que se mantienen a una distancia, con la puerta cerrada, corren el riesgo de encerrarse fuera de diálogos críticos con los empleados. Es importante y enriquecedor crear foros y oportunidades para que los empleados compartan sus ideas y hablen de lo que están viendo en la primera línea.

 

  1. Visitar un nuevo país. Los líderes que viajan al extranjero por trabajo o placer, inevitablemente llegan inspirados, con nuevas perspectivas e ideas.

 

  1. Dé a sus mejores empleados diferentes funciones, en diferentes regiones y unidades de negocio. De esta manera traerán nuevo conocimiento y nuevas ideas al negocio.

 

Los líderes más innovadores son los que voluntariamente tomar riesgos, los que reconocen los errores, y permitir a sus empleados probar cosas nuevas y no juzgarlos si fallan y por el contrario premiarlos si tienen éxito. Cuando esto sucede los empleados estarán un paso adelante y dispuestos a innovar. Se crea una cultura innovadora.

 

Articulo de referencia: http://www.forbes.com/sites/falgunidesai/2016/04/17/innovation-is-not-about-digital-its-about-culture/#5df58e2e6760

Oscar Porras
oporras@rabbit.com.es

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/19/d602431026/htdocs/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399
No Comments

Post A Comment